«Me salvé del Pipa, je»

0
435

¡No me digas que ya están subidos los goles!», dice entre risas Facundo Grimberg, el arquero argentino del Miami United, cuando Olé le cuenta que el gol que el tanto que le convirtió Julio Buffarini en el primer amistoso de este jueves ya circula en las redes sociales. Y no es para menos: sin llegar a ser un blooper, un remate mordido del cordobés dejó al 1 fuera de carrera y la pelota se coló en el primer palo. Sin embargo, el mal trago pudo ser peor: el portero del equipo americano al menos tuvo la «suerte» de no participar del segundo partido, en el que Benedetto marcó tres goles y Zárate dos para redondear un 7-2 lapidario.

Tras haber disputado hace unos pocos días un amistoso ante Racing (equipo del cual es hincha), el arquero de 23 años, junto a su equipo de la NPSL (tercera categoría de EE.UU.), se volvió a medir ante un grande de Argentina en una pretemporada que, seguro, no olvidará jamás.

Primer gol de Boca

Esteban, que estudia Administración de Empresas y tiene una beca deportiva para representar a su universidad, disputó los 30 minutos iniciales del primero duelo ante Boca, que terminó 1-1 con un extraño gol del lateral xeneize. «Intenté cubrir el pase al medio porque entraba solo Ábila, justo Buffarini le pegó mal y la pelota se me metió por el primer palo. Después el partido le dije que no se podía quejar por el gol que le había hecho hacer y él me confesó que, en realidad, se la había querido pasara Wanchope Ábila, ja», cuenta Esteban.

-El 7-2 habla por si solo… ¿Cómo lo viste a Boca?

-Noté una diferencia técnica grande por parte de los jugadores de Boca. Tal vez no tanto en cuanto a lo físico, ya que ellos están en medio de la pretemporada. Igual, con la clase de futbolistas que tienen, te pueden meter un gol en cualquier momento. Ojo: al equipo del Chacho le vi una idea más clara, como sabiendo mejor a lo que juega, aunque Racing ya se encuentra en la recta final de la pretemporada y los jugadores estaban más sueltos.

El 1 se fotografió con los jugadores de Boca.

El 1 se fotografió con los jugadores de Boca.

¿Pudiste cruzar algunas palabras con los jugadores?

-Cuando terminó el primer partido me puse a sacar fotos con los jugadores. Y ahí Mauro Zárate e Izquierdoz me comentaron que el Profe Valdecantos los estaba matando, je. Igual fueron todos muy buena onda. También les pedí fotos a Pablo Pérez, Benedetto, Pavón y Sara. Unos copados.

El joven arquero argentino, quien hasta hace un año vivía en Pilar y que supo atajar en Sportivo Italiano y Ferro de Alvear, cuenta que mientras Benedetto y Zárate entraban en calor, les mandó una foto a sus amigos mostrándoles a los dos cracks que su equipo estaba por enfrentar. «Cuando vi lo que jugaban Zárate y Benedetto, pensé: ‘Menos mal que no estoy en el arco…’. Aunque en el fondo me hubiese gustado vivir la experiencia de enfrentarlos», le cuenta a Olé. Y suspira: «Al menos me salvé del Pipa, je».

El 1 se fotografió con los jugadores de Boca.

El 1 se fotografió con los jugadores de Boca.

A través de un publicación en Twitter, Grimberg igual se mostró feliz de haberse medido ante un gigante como Boca. «Hoy tuve la suerte de jugar otro amistoso contra otro grande de Argentina. En este caso, ante Boca Juniors, y créanme que lo vi mejor a Racing. Boca tiene demasiado plantel. No me gustaría ser el Guille (Barros Schelotto)», tiró. 

El 1 se fotografió con los jugadores de Boca.

El 1 se fotografió con los jugadores de Boca.