«¿No te da vergüenza aceptar un papel de mujer trans?“. Crece la polémica por la nueva serie de Paco León para Netflix

0
409

Cuando crees que los niveles de absurdo que están dominando nuestros días, abanderados por esa extrema sensibilidad a la ofensa que parece estar desarrollando el ser humano últimamente, no podían alcanzar un mayor nivel, descubres que siempre hay lugar para la sorpresa; así que, para no caer en la desesperación —o en la frustración incluso—, sólo nos queda tomarnos las cosas con humor.

La nueva polémica que está empezando a bullir en redes sociales tiene como protagonista al actor y director Paco León, quien ayer anunció que interpretará a una mujer transexual en la nueva serie mexicana de Netflix ‘La casa de las flores’. Hasta aquí todo correcto, pero cuando parecía que la noticia no iba a tener más trascendencia, algunas voces comenzaron a alzarse a lo largo y ancho de la red de redes soflamando en contra de la decisión de seleccionar a un varón cisgénero para dar vida a una mujer trans.

El mensaje que podéis leer sobre estas líneas, escrito por la tuitera @Doble_Malta es sólo uno de los muchos que pueden encontrarse tras bucear un rato por la red del pájaro azul, y que critican tanto al intérprete sevillano como a la plataforma de streaming que albergará su nuevo trabajo. En ellos, diferentes usuarios no sólo exigen a Netflix la sustitución de León por una actriz transexual, sino que evidencian la «discriminación» y la «violencia» —palabras extraídas de diferentes tuits— que generan este tipo de decisiones para el colectivo transgénero.

Paco León no ha dudado en contestar a algunos de los mensajes dirigidos a su cuenta personal; destacando la respuesta que da a varios de ellos que apuntan a que estas situaciones tan sólo perpetúan el estereotipo de que una mujer trans es tan sólo «un hombre disfrazado». A esto, el aludido argumenta que «El personaje tiene escenas de hombre y de mujer. Es verdad que podría haberlo interpretado una mujer trans , pero tendría que haberse ”disfrazado” de hombre.», para concluir puntualizando que existe indignación antes incluso de ver la serie y como aborda la materia.

Por supuesto, y como podéis ver, no todas las voces se han mostrado a favor de alimentar la controversia, remarcando la diferencia entre ficción y documental, y recordando en qué consiste y dónde radica la magia del oficio de un actor o actriz; conceptos que, aparentemente, no están demasiado asimilados por parte de la opinión pública.

Lo que sí está claro es que una obra, ya sea cinematográfica, televisiva o perteneciente a cualquier otra disciplina artística, corresponde única y exclusivamente a la visión de su director y demás responsables, no a los deseos, creencias y reivindicaciones de cualquier colectivo; esté este en lo correcto con su perspectiva sobre una problemática o no.