Los cinco mejores ejercicios para mujeres que quieren evitar que sus brazos se descuelguen después de los 50

0
9

Con el paso del tiempo la falta de fuerza y tono muscular puede hacerse muy evidente en nuestros brazos, especialmente porque comienzan a aparecer las famosas alas de murciélagos. Por eso, te mostramos los cinco mejores ejercicios para mujeres que quieren evitar que los brazos se descuelguen después de los 50.

Los ejercicios que necesitas para fortalecer tus brazos si tienes más de 60 años

El trabajo habitual de los músculos de nuestros brazos resulta fundamental para fortalecer los mismos y ganar tono muscular evitando entre otras cosas el  descolgamiento que evidencia no sólo envejecimiento sino también falta de  trabajo físico.

Para ello, te mostramos los siguientes cinco ejercicios de los cuales podemos  realizar tres series de ocho repeticiones cada una, para efectuar un circuito que ponga a punto nuestros brazos:

Vuelos en L

[embedded content]

Con una mancuerna en cada mano y de pie, podemos ejecutar este ejercicio  que resulta muy efectivo para trabajar hombros y en menor medida tríceps.

Con el abdomen contraído y las piernas ligeramente flexionadas realizaremos este  movimiento elevando los brazos en L, es decir una mano se elevará por el  frente del cuerpo mientras que la otra se elevará por el lateral.

Alternaremos con cada repetición el brazo que se eleva por el frente y por el lateral correspondiente.

Fondos de tríceps

[embedded content]

Para ejecutar fondos de tríceps también llamados dippings simplemente necesitamos usar un banco, un escalón o una silla delante de la cuál nos  colocaremos para apoyar las palmas de las manos y flexionar los codos de manera tal que todo el cuerpo descienda gracias al movimiento de los brazos.

Es importante no movilizar las piernas, mantener la mirada al frente y concentrar el esfuerzo en los músculos de los brazos, ya que trabajaremos ante todo los tríceps.

Curl de bíceps tipo martillo

[embedded content]

De pie con una mancuerna en ambas manos u otra carga que deberemos  movilizar, realizamos una flexión de codo manteniendo la espalda recta y el abdomen contraído, de manera tal de marcar una línea vertical con cada brazo en cada repetición.

Es importante descender el peso de forma controlada y mantener las palmas de las manos mirando hacia nuestro cuerpo durante todo el recorrido, de manera tal de simular un martillo que sube y baja con cada flexión de brazos.

Patada de tríceps

[embedded content]

Este ejercicio que concentra el esfuerzo en los tríceps ante todo puede ejecutarse con una o con ambas manos, para lo cual necesitaremos mancuernas y adoptar una posición cómoda con el torso inclinado hacia adelante.

Elevamos los brazos de manera tal que queden paralelos al torso y desde allí  ejecutamos una patada de tríceps extendiendo por completo los brazos hacia atrás y volviendo a flexionar tantas veces como sea necesario,  intentando siempre evitar los impulsos y por el contrario, realizar un movimiento a conciencia.

Press francés con pullover

[embedded content]

El press francés concentra el esfuerzo en nuestros tríceps mientras que el pullover nos permite trabajar la parte alta de nuestra espalda, pectorales y en menor medida nuestros tríceps.

Para ejecutar este movimiento necesitaremos coger una mancuerna u otra carga que sujetaremos con ambas manos, y tumbarnos sobre un banco u otra superficie cómoda que nos permita aislar los músculos que deseamos trabajar.

Con los brazos perpendiculares al torso y paralelos a la cabeza comenzamos el movimiento flexionando los codos y descendiendo el peso por detrás de  nuestra cabeza para ejecutar un press francés. Y posteriormente llevamos ambos brazos juntos hacia atrás ligeramente extendidos para ejecutar un pullover.

Estos son cinco ejercicios recomendados para mujeres que quieren evitar que sus brazos se descuelguen después de los 50 y mantener el tono muscular en las extremidades superiores del cuerpo.

En Vitónica | El entrenamiento de fuerza para la mujer no es igual que para el hombre: estas son sus diferencias a la hora de ganar músculo

Imagen | Tony Woodhead