Tu dieta semanal con Vitónica: menú para cuidar la saluld cardiovascular

0
375

Lo que comemos puede tener gran influencia sobre el riesgo cardiovascular del organismo. Por eso, en la dieta semanal de esta ocasión dejamos un menú con recetas varias y consejos incluidos para cuidar la salud cardiovascular con ayuda de la alimentación.

Menú semanal para reducir el riesgo cardiovascular

Durante los últimos años la ciencia ha demostrado que lo que comemos puede condicionar notablemente nuestra salud. Así, para reducir la incidencia de enfermedades cardiovasculares resulta clave llevar una dieta de alta calidad nutricional, basada ante todo en alimentos reales.

Evitar los ultraprocesados resulta clave para reducir el riesgo cardiovascular según los estudios recientes, por lo que planificar un menú y cocinar en casa puede ser de gra ayuda.

Un nuevo estudio señala que el consumo de ultraprocesados eleva el riesgo cardiovascular

Algunos nutrientes que recomendamos no falten en nuestros platos si queremos proteger la salud cardiovascular son la fibra, las grasas insaturadas y sobre todo el omega 3, la vitamina D, la vitamina C, el potasio y los antioxidantes.

Así, aconsejamos basar nuestras preparaciones en alimentos frescos y de temporada entre los que no pueden faltar frutas y verduras varias, pescados, frutos secos y semillas, legumbres, granos enteros, yogur sin azúcar o leche, quesos frescos y si deseamos, carnes magras.

Con estos ingredientes, creamos el siguiente menú para cuidar la salud cardiovascular:

Lunes

Martes

Miércoles

A mayor adherencia a una alimentación saludable menor riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares, según la ciencia

Jueves

Viernes

Cambiar nuestra fuente de proteína de la carne roja a fuentes de proteína vegetales podría reducir el riesgo de sufrir enfermedades cardíacas

Sábado

Domingo

Además de incluir alimentos de calidad en nuestro menú que contribuyen a una adecuada salud cardiovascular, recomendamos evitar en la dieta habitual azúcares añadidos, harinas refinadas, grasas trans y sodio en exceso.

Escoger como bebida habitual agua y evitar siempre que sea posible el alcohol también es recomendable, así como acompañar la alimentación con otros hábitos saludables tales como descansar bien cada noche, ejercitarnos con regularidad y controlar el estrés en el día a día.

Así, podremos proteger la salud cardiovascular de la mano de nuestro estilo de vida y sobre todo, de nuestra alimentación.

Imagen | Vitónica