La costumbre del campeón

0
368

Podrá pasar el tiempo, cambiar los jugadores, la visión del entrenador y hasta los sistemas de juego. Pero la voracidad por ganar títulos y la mentalidad de un equipo no se cambian y mucho menos si a un campeón se le toca el orgullo. San Lorenzo reaccionó y se llevó el debut del Súper 20 ante Boca, en San Luis.

Fue 94-83 para un Ciclón al que le mojaron la oreja en el primer tiempo, con gran decisión del Xeneize, demostrando que será otro equipo que puede dar que hablar si ensambla bien sus piezas que llegaron para reforzarlo. Ese contexto lo manejó a la perfección Boca, corriendo, luchando cada rebote y con un gran tiro a larga distancia de la mano de Eric Flor y Jasiel Rivero, justamente dos de los que llegaron para esta temporada (terminaron el primer tiempo con 6-12 en triples).

Pero el fuego sagrado del campeón apareció. No es una repetición de algún texto de la temporada pasada porque resulta una costumbre ya, el saber que San Lorenzo te pasa por arriba en los segundos tiempos (lo ganó 57-38 con 35 puntos en el tercero). Los de Gonzalo García levantaron de la mano de sus emblemas Aguirre y Mata, quienes no llevaban puntos hasta el tercer cuarto, y finalizaron el juego con 13 y 12, respectivamente.

Sims aportó lo suyo desde el banco (17), Fjellerup le dio frescura a cada ataque (18), justificando la decisión de traerlo como gran promesa, y Curnell redondeó un buen debut, San Lorenzo, pese a algunas dudas en el arranque, volvió a demostrar que es un equipo temible al que nunca se lo puede dar por muerto y que va por todo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here