Jesús María podría sacar a la venta más lotes para familias sin vivienda.

0
29

Jesús María. El secretario de Desarrollo Urbano y Servicios Públicos de la Municipalidad, Ing. Edgar Difilippo, expuso ante el Concejo Deliberante un proyecto de loteo sobre el cual trabaja el Departamento Ejecutivo desde hace algún tiempo y que les permitiría a familias sin vivienda propia acceder a un terreno a precio accesible.

La experiencia de Anejos del Este fue muy buena y a partir de ella iniciaron conversaciones con la familia propietaria de otro campo lindero a la zona urbana, dispuesta a urbanizar 12 Has a lo largo de 360 m sobre la Ruta Provincial E-66, entre Jesús María y Ascochinga.

La Secretaría a cargo de Difilippo ha delineado un bosquejo de cómo sería el loteo y de los cuidados que se debieran tener en esa zona, próxima al canal subterráneo que conduce agua para consumo humano a varios sectores de Jesús María y Colonia Caroya.

El ingreso al nuevo barrio estaría frente a Barrancas, al lado del predio de la Escuela de Suboficiales de Gendarmería Nacional Cabo Raúl R. Cuello. 

La mecánica a seguir para su concreción sería la misma que permitió llegar a un acuerdo con Elvio Rafael Tessino, quien cedió la tierra donde se levantará Anejos del Este mediante Escritura Pública y se reservó una fracción para comercializar por su cuenta.

También en este caso, la Municipalidad se haría cargo de todas las gestiones y de la infraestructura de los lotes resultantes del fraccionamiento de las 12 Has. 

Una vez que el tema ingrese oficialmente para su tratamiento en el Legislativo, se deberán prever dos lecturas del mismo y una Audiencia Pública.

Los terrenos pasarían a ser propiedad de la Municipalidad y serían vendidos con el objetivo de facilitar el acceso a la tierra para construcción de viviendas, en condiciones ventajosas, a fin de contribuir a la disminución del déficit habitacional de la ciudad. 

Luego que el Concejo apruebe el proyecto, el Departamento Ejecutivo deberá reglamentar los requisitos, condiciones y procedimientos de selección y adjudicación de los inmuebles.

Al igual que en Anejos del Este, es probable que se deba modificar el Código de Urbanización para ajustar esa zona a una categoría con lotes de menores dimensiones que los tipificados en la actualidad. Claro está, también cambiaría el uso del suelo. 

La venta de lotes estaría a cargo de la Municipalidad a precios accesibles y con facilidades de pago, usando la misma forma de adjudicación que la ya empleada, en la cual el proceso fue sumamente transparente.

Fuente de recursos genuinos.

Más allá de ofrecerle una solución a familias que quieren tener su casa propia, la venta de lotes le aseguran a la Municipalidad ingresos extraordinarios con los cuales puede encarar obras públicas. De hecho, la venta de sitios en Anejos del Este le ha posibilitado planificar mejoras con recursos genuinos que con el Presupuesto habitual sería imposible encarar.

También permitiría armonizar el crecimiento de la ciudad, que se está desarrollando unidireccionalmente hacia el Este. Con este loteo, se miraría a otro punto cardinal, ocupando un territorio que quedó como un manchón en la zona urbana luego de la densificación de Bº Los Nogales, el crecimiento de Barrancas y la incorporación de Alto Los Molinos, todos al Norte de la ruta que conduce a Ascochinga, ya que al Sur están el extenso predio fiscal que ocupa Gendarmería Nacional y campos de varios propietarios que se extienden  hasta el camino a Los Molles.

23-06-2021