Flores de hojaldre, salmón y calabacín: receta fácil y rápida para el Día de la Madre (con vídeo incluido)

0
820

Antes de comenzar a preparar estas flores de hojaldre, salmón y calabacín es importante que el hojaldre esté bien frío para que se pueda manipular fácilmente. Recomendamos meterlo en el congelador unos minutos, durante el tiempo que tardamos en preparar el resto de ingredientes.

Lavamos, secamos y cortamos en finos discos el calabacín. Necesitamos unas 10-12 unidades por flor. Si el queso crema está frío, lo atemperamos con un golpe de microondas para que sea más fácil de untar. Cortamos el salmón ahumado en tiras de unos 2 cm, a lo largo. Cubrimos una bandeja de horno con papel sulfurizado y lo precalentamos a 210ºC.

Cortamos el hojaldre en cinco tiras, procurando que sean del mismo ancho. Espolvoreamos la superficie de trabajo con un poco de harina y las colocamos sobre ella. Untamos la mitad superior de cada tira de hojaldre con queso crema, colocamos encima los discos de calabacín y el salmón. Doblamos la mitad inferior de cada hojaldre sobre la superior y enrollamos formando una espiral. Colocamos sobre la bandeja de horno en la parte inferior y cocemos durante 15 minutos o hasta que el hojaldre esté dorado.

[embedded content]

Con qué acompañar las flores de hojaldre, salmón y calabacín

Estas bonitas flores de hojaldre, salmón y calabacín, tan fáciles y rápidas de preparar, son perfectas para un brunch de fin de semana. Las podemos acompañar de una ensalada de hojas verdes variadas, un tomate aliñado con un chorrito de aceite de oliva virgen extra o cualquier otra verdura fresca. No necesitan más, aunque si abres una botella de vino blanco o una cerveza habrá muchos que lo agradezcan.

En Directo al Paladar | Cómo hacer ensalada poké de arroz, salmón y aguacate: receta fácil y rápida con vídeo incluido
En Directo al Paladar | Palitos de hojaldre con mostaza y queso Parmesano: receta para hacer con niños (con vídeo incluido)