Con el respaldo de la CGT, Massa presiona a la oposición en Diputados para tratar la reforma de Ganancias

0
31

La Cámara de Diputados tratará este martes en sesión especial el proyecto de reforma del Impuesto a las Ganancias que envió el ministro de Economía, Sergio Massa, al Congreso la semana pasada, en plena campaña por recuperar el voto de los sectores trabajadores.

La Confederación General del Trabajo (CGT), la Central de los Trabajadores de la Argentina (CTA-T) y la CTA Autónoma (CTAA) y la Confederación Argentina de Trabajadores del Transporte (CATT) se movilizarán para acompañar el tratamiento del proyecto y presionar sobre los diputados de Juntos por el Cambio, espacio que prometió en 2015 eliminar ese tributo y que en esta ocasión votaría en contra.

Leé también: La CGT y la CTA marcharán el martes al Congreso para apoyar la reforma del Impuesto a las Ganancias

La eliminación de Ganancias para los trabajadores que perciban ingresos por hasta $1.770.000 brutos mensuales estará vigente desde octubre hasta diciembre, por Decreto de Necesidad de Urgencia (DNU). La propuesta massista es que la exención sea por ley para remuneraciones brutas de hasta 15 salarios mínimos, vitales y móviles a partir de enero.

Queremos ver que todos aquellos que se llenaron la boca hablando de que en la Argentina había que bajar impuestos si ahora van a levantar la mano”, dijo Massa con relación a los proyectos que envió al Congreso, metiendo presión en los legisladores de la oposición.

La CGT le montó un escenario en Plaza de Mayo para celebrar el anuncio y anunció una movilización al Congreso el día de su tratamiento, para blindar al tigrense y su proyecto.

“La Confederación General del Trabajo llama a movilizarse a todos los gremios confederados al Congreso de la Nación este martes a las 14 hs. Ese día se debatirá en el recinto la eximición del impuesto a las ganancias para la cuarta categoría. Esta CGT va a continuar defendiendo el ingreso de los trabajadores y la eliminación definitiva de este impuesto, luego del envío del proyecto por parte del Gobierno Nacional a través del ministro de Economía Sergio Massa”, anunció en un comunicado.

Críticas cruzadas y una agenda electoral en juego

Desde que trascendió que estaba en estudio, durante semanas, la oposición chicaneó al titular del Palacio de Hacienda para que envíe un proyecto que elimine Ganancias para los trabajadores, seguros de que era imposible que lo hiciera en un momento financiero tan complicado para la Argentina. En plan “dar vuelta el resultado de las PASO”, Massa anunció una iniciativa en ese sentido y la envió al Congreso.

Tuit de la CTA Autónoma (Foto: Captura de Twitter/@CTAok).
Tuit de la CTA Autónoma (Foto: Captura de Twitter/@CTAok).

La movida del tigrense tuvo un doble efecto. Por un lado, pudo recuperar una bandera histórica que venía defendiendo a lo largo de su carrera política y que como ministro de Economía no había avanzado; por el otro, logró poner en agenda un tema que no estaba en el radar electoral de Patricia Bullrich ni de Javier Milei.

En forma paralela al proyecto enviado al Congreso, el Ministerio de trabajo convocó al Consejo del Salario para el 27 de septiembre, para actualizar el ingreso mínimo. Además de impactar sobre los empleados formales, funciona de testigo para los trabajadores informales y, de avanzar la propuesta de Massa, elevará también el piso de $1.770.000 brutos mensuales para Ganancias, probablemente por encima de los $2 millones, como pide la CGT.

Para JxC la reforma de Ganancias enviada por Massa es oportunista y busca tener un efecto electoral. Lo cierto es que –conocedor de los trasfondos legislativos como pocos en el Congreso, en donde supo negociar con propios ajenos y forjó su alianza con Máximo Kirchner-, el ministro logró poner a la oposición en la encrucijada de pagar el costo político de no acompañar una medida que beneficia de forma directa al núcleo duro de su electorado, o de asumir el costo de acompañar una medida del oficialismo en plena campaña electoral.

La coalición opositora cree haber logrado un punto de equilibrio. No acompañará el proyecto bajo el argumento de no ser cómplices de una propuesta que llevaría al país a la hiperinflación. “El día que se conoció que la inflación de agosto fue de 12,4%, la más alta en los últimos 32 años, el ministro y candidato Sergio Massa propone un plan platita recargado. Nosotros no vamos a acompañar el camino a la hiperinflación de Massa. No vamos a ser cómplices de hacerle ese daño a los argentinos”, advirtió el interbloque de JxC en la Cámara Baja, en un comunicado.

Leé también: Con críticas a Alberto Fernández, el Frente Renovador busca despegar a Massa de la inflación récord

La premisa es que ante la desesperación de un resultado adverso, el Gobierno sacó una batería de medidas que lo que hace es dejar un problema para la gestión entrante a partir de diciembre. Creen que se trata de una posición “irresponsable” y que está “dilapidando” las variables económicas del próximo ejercicio.

“Para aquellos que dicen que es oportunista, en la cabeza de Sergio esta iniciativa está desde el 2013 y permanentemente lo sostuvo”, dijo Héctor Daer, secretario general de la CGT, al bajar del palco que la central obrera montó en Plaza de Mayo para el festejo de la medida anunciada por el trigrense.