Cómo descubrieron al ladrón escondido en el tanque de una casa

0
402

Después de robar en la casa de Av. San Martín al 2600, los delincuentes huyeron en dos grupos: el que estaba en la camioneta Hyundai turquesa (uno o dos) y los que escaparon a pie por la parte posterior.

Cada uno fue buscando su forma de refugiarse ante la inminente presencia policial.

Los vecinos de la calle 24 sur, entre 47 y 48, los vieron. Algunos pudieron meterse al lote rural. Otro, prefirió un escondite particular.

Denis, un vecino de calle 24 Su al 370, escuchó ruidos en el techo. Salió al patio y no vio nada. Se quedó afuera un rato, sin saber que había un operativo policial muy cerca buscando a tres ladrones. 

Unos minutos después, volvió a escuchar ruidos y decidió avisar a la Comisaría.

En ese momento, los comisarios Torres y Mansilla estaban en la plaza del Véneto con la camioneta que acababan de abandonar los ladrones.

Cuando fueron alertados que en un domicilio podría estar uno de los prófugos, partieron inmediatamente al lugar.

Los efectivos subieron al techo de la casa de Denis y no vieron nada, pero les llamó la atención algo: «¿usted tiene el tanque de agua sin tapa?, le preguntaron al dueño de casa. Desde abajo, respondió que no.

Se asomaron a la boca del tanque y el ladrón estaba sumergido. No opuso resistencia, lo sacaron y lo metieron rápidamente al patrullero ante los gritos de bronca de los vecinos que eran testigos de la noticia.

Pese a que rodearon la manzana y revisaron cada vivienda, los otros cómplices no estaban. Podrían haberse fugado o escondido entre los lotes.