Pantalla blanca de la muerte: este fallo en Chrome ha provocado quejas y pérdidas en un gran número de empresas

0
27

Ya sabemos que Chrome es el navegador más usado y Google el buscador más usado. La empresa americana de la gran “G” tiene un duo triunfal que sin embargo no está libre de sufrir pequeños cataclismos por fallos imprevistos. Y esto es lo que ha pasado recientemente con Chrome.

El navegador ha experimentado un fallo que se ha venido en denominar “Pantalla blanca de la muerte” (WSOD), un bug que lo que hace es que de pronto deja en blanco todas las pestañas. Un error que cobra más peso si, como es el caso, afecta a entornos empresariales.

Pantalla blanca de la muerte

Fallo

Fallo

El fenómeno, apodado con el nombre que vemos arriba, ha llegado a bloquear los navegadores en miles de redes empresariales durante casi dos días desde que el miércoles, día 13 de noviembre, salió a la luz. El resultado es que miles de empresas se vieron afectadas y por lo tanto, también su actividad diaria.

La “Pantalla blanca de la muerte” ha afectado sobre todo a equipos basados en Windows Server, algo que ha provocado el enfado de los administradores de sistemas de las compañías. Imaginemos que la pestañas del navegador sólo muestra un fondo blanco y que al ser en entornos controlados, la limitación de acción es superior a la del usuario doméstico.

Navegadores web que arrasaron: primero Netscape, luego Internet Explorer y por último Chrome, así ha sido la evolución desde 1996

Si a nivel doméstico ocurre algo así, basta con acceder a otro navegador como Firefox, Safari, Edge, Brave… pero en un entorno profesional es distinto. Los límites en aras de la seguridad y privacidad pueden impedir estas acciones. Sólo se puede usar Chrome, por lo que el fallo tendrá un impacto importante.

Los foros de Soporte de Google o los hilos e hilos de Reddit no tardaron en llenarse de críticas, tanto es así que Google no tardó en reaccionar. El fallo, lejos de tener algo que ver con malware, se debía a una característica llamada “Web Contents Occlusion”, una función experimental que lo que hace es suspender las pestañas de Chrome cuando los usuarios mueven otras ventanas de aplicaciones encima de Chrome.

Una función que comenzaron a probar lejos de los canales de desarrollo a modo de experimento y que salió mal… a la vista está. Y es que apareció un imprevisto que hacía que Chrome, en lugar de suspender sus pestañas cuando los usuarios cambiaron a otra aplicación, las dejaba siempre en blanco.

Posibles soluciones y enfado posterior

Fail

Fail

Ante esta situación la posibilidad de actualizar la pestaña de Chrome para hacerla operativa podría resultar fatal, al recargar los datos y perder el trabajo elaborado.

La solución por parte de los desarrolladores de Chrome fue generar y enviar un parche destinado a deshabilitar esta función, para lo que se sirvieron de un sistema llamado Finch que les permite enviar configuraciones actualizadas de Chrome a distancia. Y aquí vino otra polémica.

Y es que los administradores de sistemas vieron como personas ajenas a su estructura empresarial, los ingenieros de Chrome, tenían la capacidad de enviar configuraciones y acceder a funciones del navegador y además hacerlo sin su conocimiento y sin precisar de aprobación previa por su parte.

Captura 2019 11 15 A Las 15 56 00

Captura 2019 11 15 A Las 15 56 00

El problema parece haber sido solucionado con el parche habilitado. No obstante hay más soluciones en caso que el fallo siga presentándose.

Chrome Flags: qué son y cómo puedes utilizar las funciones experimentales de Chrome

La primera pasa por por iniciar Google Chrome con el siguiente argumento de línea de comandos: –disable-backgrounding-ocluded-windows. Mientras, para la segunda, es necesario acceder a la función “flags” en Chrome y deshabilitar estos dos indicadores experimentales activando la pestaña disabled:

  • chrome://flags/ #web-contents-oclusion
  • chrome://flags/ #Calculate-native-win-oclusion

El problema generado por Google y Chrome ha levantado una gran controversia. Las empresas afectadas piden al menos, una disculpa por parte de Google y las pérdidas ocasionadas pueden contarse en cantidades enormes de dinero.

Fuente | ZDNet