Martín de tres años tiene autismo: necesita un perro de asistencia que le ayude a comunicarse y a ser más autónomo

0
15

Se llama Martín, aunque le llaman ‘Tintin’. Vive en el municipio de Piélagos (Cantabria), tiene tres años y padece Trastorno del Espectro Autista (TEA). Sus padres quieren seguir mejorando su vida para que sea capaz de controlar sus emociones y pueda comunicarse mejor. En ese camino puede ser de gran ayuda contar con la compañía de un perro de asistencia.

El único inconveniente es que educarle para que sea un fiel amigo de Martín cuesta 15.000 euros, un importe que su familia no puede costear. Por eso, a través de la Fundación ‘Mi grano de arena’, han iniciado una campaña de crowdfounding para recaudar fondos.

Un perro para Martín no es un lujo, es una necesidad

Martin

Martin

Martín, conocido como Tin Tin

Kuné, Perros de Ayuda Social, es la entidad sin ánimo de lucro a la que han acudido los padres de Martín. Se dedica a “mejorar la calidad de vida de las personas con dificultad física, intelectual, emocional o sensorial y de sus familiares, a través de los perros de ayuda social”.

Así se informa en la petición que hace la Fundación para ayudar al pequeño, donde se explica la importancia de que un niño con autismo pueda tener uno de estos compañeros, que no solo mejoran su vida, sino también la de su entorno.

“Estos perros de asistencia están entrenados para brindar seguridad, especialmente en la calle, y para facilitar una vida más independiente y socialmente inclusiva tanto para el niño con autismo como para su familia”.

Abril, una labrador retriever, nos descubre cómo la pedagogía terapéutica con perros ayuda a niños y mayores

Porque como explican sus padres, los niños con TEA a menudo no pueden comunicarse o expresar sus sentimientos de manera comprensible y tampoco son conscientes de las consecuencias de sus actos. De ahí que, para ellos, un perro de ayuda social no sea un lujo, sino una necesidad.

Solicitan ayuda para costear los 15.000 euros que implica la adquisición, el cuidado y el entrenamiento del perro, además de preparar a la familia y supervisar su acoplamiento.

Esperamos de corazón que Martín pueda lograrlo y se convierta en un niño más autónomo y feliz.

Fotos | iStock

En Bebés y Más | Mejoran la autoestima y rebajan la ansiedad: así benefician los perros de terapia a los adolescentes con trastornos alimentarios, Le castigaron contra la pared, y su perro fue el único en darse cuenta de la necesidad de acompañamiento emocional del niño

Temas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here