Los autónomos tienen que presentar la declaración de la renta sí o sí

0
60

No es nada malo, es la realidad. A no ser que hayas ingresado menos de 1.000 euros en todo el año debes presentar la declaración de la renta. Hablamos de ingresos íntegros, 1000 euros sin contar gastos, deducciones o retenciones.

Desde 2023, todos los autónomos, sin excepción, deberán presentar siempre la declaración de la renta. Hoy vamos a ver la importancia de los gastos en la declaración de la renta para ti que eres autónomo. Porque todo tiene su lado positivo.

¿Puedes deducirte los gastos de teletrabajo en la declaración de la renta?

La declaración de la renta y los gastos del autónomo

¿Llevas años haciendo la declaración de la renta y nunca has deducido tu cuota de autónomo? No te preocupes, tanto si eres emprendedor o un autónomo veterano, es algo que pasamos por alto por desconocimiento.

Los gastos son la auténtica clave de ahorro en la declaración de la renta del trabajador por cuenta propia.

Los años no siempre van de la mano del conocimiento, en ocasiones estar mal asesorados o dar por hecho que algo no se puede deducir nos echa para atrás. Hoy vamos a evitar que cometas esos errores de nuevo.

Qué gastos puedes incluir en tu declaración de la renta como autónomo

Partimos de que cada autónomo es un mundo y los gastos deducibles varían dependiendo de la actividad. Pero, os vamos a mostrar los gastos más comunes entre los autónomos que sí o sí puedes deducir en tu declaración de la renta:

  • La cuota de autónomos.
  • Nóminas y seguridad social de los empleados.
  • Factura mensual del teléfono.
  • Servicios de gestoría o asesoría.
  • Servicios de asesoramiento laboral o legal.
  • Suscripciones a herramientas o programas informáticos.
  • Gastos relacionados con tu página web.
  • Gastos de alquiler de oficina.
  • Material de trabajo.
  • Seguros de responsabilidad civil, de vida, médico.
  • Cuotas de colegios profesionales.
  • Transportes y desplazamientos.
  • Libros relacionados con tu profesión.
  • Suscripciones a revistas especializadas.
  • Formaciones y eventos.

Veamos, algunos de los gastos que has leído no se pueden deducir al 100 % porque existen limitaciones en la cantidad que te puedes deducir en la declaración de la renta. Pero eso no debería echarte para atrás. Si sumas un pequeño gasto anual, verás cómo sí merece la pena deducirlo.

Novedades a tener en cuenta en la declaración de la renta del año 2022

Gastos relacionados con dietas

Nos referimos a los gastos por lo que comes y bebes fuera de casa mientras trabajas y te lo puedes deducir. Pero para ello has de cumplir estos tres requisitos:

  1. Tener la factura del gasto y haber pagado con tarjeta.
  2. El gasto debe realizarse en un establecimiento dedicado a la hostelería.
  3. No debe superar los 26,67 euros diarios por persona dentro de España. En el extranjero, el límite para gastos en dietas es de 48,08 euros diarios.

Gastos relacionados con el vehículo

Obviamente, sólo los autónomos que se dediquen a determinadas actividades relacionadas con el transporte podrán deducirse los gastos relacionados con el vehículo.

Gastos como el combustible, las reparaciones, los seguros. El resto de autónomos, no. Es fundamental ejercer estas actividades: transporte de mercancías o personas, formadoras de conductores o agentes comerciales colegiados.

Deflactación del IRPF, esto es todo lo que te vas a ahorrar en la declaración de Hacienda del próximo año

Gastos relacionados con suministros

Siendo los suministros, la luz, el agua o internet que consumes en casa por tu trabajo. Estos gastos son deducibles de la renta pero no al 100%. Hacienda sólo nos permite deducir el 30%. 

Atención, se trata del gasto proporcional al espacio que usas para trabajar. Si sólo usas 30 m2 de 90m2 que tenga tu vivienda, pues 30%.

Ese porcentaje lo aplicarás tanto a la factura del suministro del agua, luz o internet. Quizás parezca que la cantidad es poca y no merece la pena, pero recuerda que se trata de gastos anuales. Multiplica.

Parece que de un momento a otro nos vaya a estallar la cabeza. Pero no hay nada como ser ordenado con nuestro dinero

¿Sigues una rutina para hacer ejercicio? Muy bien. Escoge otra para llevar al día tus gastos. Sano tu cuerpo y sano tu bolsillo. Las dos cosas repercuten en tu salud.