5 consejos prácticos para comenzar un emprendimiento gastronómico

0
12

Sin lugar a dudas, uno de los rubros comerciales que más han crecido en los últimos tiempos es el gastronómico. El furor de hace algunos años de las escuelas de gastronomía empezó a dar grandes frutos y los emprendimientos no paran de surgir.

Muchas veces, la mayor preocupación de quienes llevan adelante estos negocios está en su talento para cocinar y eso está muy bien. Pero no es lo único que importa a la hora de llevar adelante un proyecto exitoso. Entonces, ¿qué más hace falta para triunfar en la gastronomía?

En los párrafos siguientes, nos detenemos en cinco consejos prácticos que pueden resultar de gran ayuda para comenzar con un emprendimiento gastronómico.

1. Realizar un análisis detallado y realista del presupuesto

Este primer consejo es el más básico, y quizás obvio, pero es importante remarcarlo. Debe comenzarse realizando un análisis, lo más exhaustivo posible, sobre el presupuesto con el que se cuenta.

El modelo de negocio que se lleve adelante dependerá en gran medida de esto. Si el presupuesto es reducido siempre es posible contar con adelantos de dinero para comenzar, o recurrir a préstamos online en pocos y simples pasos.

2. Conseguir buenos precios de materias primas de calidad

Con el presupuesto claramente definido, lo siguiente será hacer recorridos por mercados y ferias para conseguir los mejores precios y materias primas disponibles. Hay que saber que la calidad de los alimentos que se usen no necesariamente implica costos elevados.

Hay circuitos de venta en donde es posible conseguir insumos de calidad a precios razonables. El margen de ganancia del negocio depende directamente de los precios que se puedan conseguir.

3. Empezar vendiendo a amigos o familiares y favorecer el “boca en boca”

Se puede ser el mejor chef del mundo, pero si nadie nos conoce, el negocio no funcionará. Por eso, es importante saber por dónde comenzar a comercializar lo que se produce. Una buena idea es recurrir a amigos o familiares, que seguro ya saben la calidad de lo que hacemos.

Estos serán nuestros primeros y mejores promotores. Si a ellos les gusta lo que hacemos, empezarán a comentarlo en distintos lados y la bola del  “boca en boca” empezará a rodar.

4. Crear una cuenta en redes sociales y atenderla

Luego, una estrategia fundamental de estos tiempos es tener presencia en redes sociales. Allí, pueden mostrarse las diferentes comidas que se venden y la gente puede interactuar con el emprendimiento. Es importante tener un buen nivel de respuesta para fidelizar a los clientes.

Además, muchas redes sociales, como por ejemplo Instagram, tienen vías de contacto directo desde su página. De esta manera, será mucho más fácil conseguir ventas.

5. No disminuir la calidad de los productos con el crecimiento del negocio

Algo que suele suceder, y que debe evitarse a toda costa, es disminuir la calidad de lo que se ofrece cuando el negocio crece. Muchos emprendimientos gastronómicos tienden a bajar la calidad de las materias primas con las que trabajan para intentar aumentar los ingresos.

Este es un grave error, a mediano o largo plazo la gente se dará cuenta y dejará de comprar. En gastronomía, es fundamental cuidar la calidad de lo que se hace. Ahí, radica la clave del éxito.