Incluidos en el corredor, unidos por el cauce.

0
368

La Granja. La Mesa de Agua y Ambiente reúne a vecinos autoconvocados que tratan temas ambientales con un anclaje social.

En dialogo con este diario, Cristine Edward comenta que 2018 “fue un año distinto a los otros porque no hubo un tema central -como en 2016 fue el Carapé y en 2017 la ley de bosques-, sino que pusimos en actividad nuestros conocimientos y experiencias”.

Como cada abril, participaron en la Feria del Libro de La Granja, que en esta edición contó con “una mesa redonda” para hablar sobre la cuenca del río Carnero y las reservas. Allí invitaron a representantes de localidades vecinas, como Marianela Piazzano -Parque del Oeste-, Eduardo Angulo e integrantes del Concejo Deliberante de Colonia Caroya, quienes declararon “reserva natural” al canal San Carlos.

A mediados de año, usuarios de la Ruta E-53 identificaron que las obras realizadas por Vialidad Provincial ponían en riesgo patrimonios locales, como algarrobos y “los toboganes”. Se les sumaron ciclistas y organizaciones como el Colectivo Sin Frenos, quienes se reunieron con Osvaldo Vottero y lograron el acuerdo de no alterar el patrimonio, cuidar las especies y conservar las vistas panorámicas.

Edward celebra que la Mesa “nunca trabaje sola”, sino en articulación con otras localidades que conforman de Sierras Chicas: la reserva San Martín, en Córdoba; La Defensa, en La Calera; La Quebrada y Los Manantiales, en Río Ceballos; Cerro Azul, en Agua de Oro; Tío Mayú, en La Granja; La Defensa, en Ascochinga; y sus recientes incorporaciones: el Parque del Oeste y el Canal San Carlos.

La prioridad del corredor es proteger las reservas, el agua de la cuenca y ordenarse territorialmente mediante una agenda de prioridades. “Si bien cada localidad tiene sus particularidades y cada municipio sus responsabilidades, encontrarnos nos da fuerza, incidencia y capacidad de exigir”, apunta. Y continúa: “Ganamos saberes, experiencias, contactos, y fortalecemos nuestro modelo de participación que se caracteriza por no ir ‘contra de’, sino ver lo positivo y dialogar”.

Estas acciones se suman a las que acercan la reserva a la comunidad mediante recorridos de senderos y cartelería, reconocimiento de flora y fauna, participación en audiencias públicas por los loteos en Jesús María y Punilla e intervenciones en escuelas.

“Compartiendo saberes se multiplica el conocimiento”, concluye.

21-12-2018