Europa quiere fabricar sus propios chips de vanguardia. Invertirá 2.500 millones de euros para ir más allá de los 2 nm

0
8

Europa
no
quiere
quedarse
fuera
de
la
industria
de
los
chips
de
alta
integración.

ASML

es
una
compañía
neerlandesa
y
actualmente
produce
los
equipos
de
litografía
más
avanzados,
las
máquinas
de

ultravioleta
extremo
y
alta
apertura
,
pero
si
nos
ceñimos
a
la
fabricación
de
circuitos
integrados

el
Viejo
Continente
está
más
rezagado

que
Asia
y
EEUU.
La
directiva
europea
‘Chips
Act’
,
que
fue
aprobada
en
febrero
de
2022,
pretende
corregir
esta
desventaja
movilizando
43.000
millones
de
euros
entre
la
inversión
pública
y
la
privada.

Las
aspiraciones
europeas
en
este
ámbito
son
bastante
ambiciosas.
Y
es
que
Europa
se
ha
marcado
como
meta
fabricar
el
20%
de
los
chips
del
mercado
mundial
en
2030.
Su
punto
de
partida
es
relativamente
modesto.
Hoy
el
Viejo
Continente
produce
aproximadamente
el
10%
de
los
semiconductores
del
mercado,
y
llegar
al
20%
no
va
a
ser
pan
comido.
Las
nuevas
plantas
de
semiconductores
que
tendrán

Intel

y

TSMC

en
Alemania
ayudarán,
pero
los
líderes
europeos
parecen
no
querer
depositar
su
futuro
exclusivamente
en
manos
extranjeras.

El
laboratorio
Imec
pondrá
a
punto
una
línea
piloto
de
fabricación
de
chips
de
vanguardia

Imec
es
un
centro
de
investigación
en
materia
de
semiconductores
fundado
en
1984
y
alojado
en
Lovaina
(Bélgica).
Es
el
laboratorio
más
experimentado
en
la
puesta
a
punto
de
nuevas
tecnologías
de
integración
que
tenemos
en
Europa,
por
lo
que
es
comprensible
que

la
Unión
Europea
haya
confirmado

oficialmente
que
le
entregará
una
subvención
de
2.500
millones
de
euros
para
que
ponga
a
punto
una
línea
piloto
que
permitirá
la
fabricación
de
circuitos
integrados
de
vanguardia.

Imec
pretende
poner
a
punto
las
tecnologías
de
integración
que
son
necesarias
para
producir
semiconductores
más
allá
de
la
barrera
de
los
2
nm

Esta
subvención
formará
parte
del
programa ‘Chips
Act’
y
tiene
un
propósito
muy
concreto:
poner
a
punto
las
tecnologías
de
integración
que
son
necesarias
para
producir
semiconductores

más
allá
de
la
barrera
de
los
2
nm
.
Suena
muy
bien,
aunque
no
debemos
pasar
por
alto
que
TSMC,
Intel
y
Samsung,
que
son
los
mayores
fabricantes
de
circuitos
integrados
del
planeta,
comenzarán
a
fabricar
este
tipo
de
chips
este
año
y
presumiblemente

en
2025
alcanzarán
la
producción
a
gran
escala
.
No
cabe
duda
de
que
a
Europa
le
vendría
de
lujo
contar
con
algunas
empresas
capaces
de
competir
en
este
mercado,
aunque
no
se
metan
en
la
liza
con
los
tres
gigantes
que
acabo
de
mencionar.

Este
es,
en
definitiva,
el
plan
de
Europa.
Y
es
que
Imec
pretende
poner
su
tecnología
en
las
manos
de
las
empresas
europeas
que
se
dedican
a
la
automoción,
las
telecomunicaciones
o
la
fabricación
de
dispositivos
médicos,
entre
otros
sectores.
La
diversificación
puede
jugar
a
su
favor
porque
contribuirá
a
desarrollar
el
ecosistema
tecnológico
europeo
a
gran
escala.

Además,
ASML
también
participa
en
este
proyecto.
1.400
millones
de
los
2.500
millones
de
euros
de
este
plan
procederán
de
las
arcas
públicas
europeas,
pero
los
1.100
millones
de
euros
restantes

los
entregarán
iniciativas
privadas
.
ASML
es
una
de
las
compañías
europeas
que
contribuirán
a
este
programa,
aunque
no
cabe
duda
de
que
su
aportación
puede
ir
mucho
más
allá
de
lo
meramente
económico.

Imagen
|

Imec

Más
información
|

Imec

En
Xataka
|

ASML
estrena
líder.
Y
llega
en
un
momento
en
el
que
va
a
tener
que
luchar
con
dos
gigantes:
EEUU
y
China