Esto es lo que ocurre en tu cuerpo si comes cerezas todos los días

0
8

Las

frutas
frescas
de
temporada

resultan
una
excelente
opción
para
sumar
a
 nuestra
dieta
habitual
y
obtener
nutrientes
de
calidad;
sin
embargo,
el
consumo
diario
y
elevado
también
puede
tener
contraindicaciones.
Por
eso,
te
mostramos

todo
lo
que
ocurre
en
tu
cuerpo
si
comes
cerezas
todos
los
días
.

El
impacto
de
consumir
cerezas
a
diario

Las
cerezas,
como
otras
frutas
frescas,
son
ante
todo
fuente
de

hidratos
de
carbono
y
fibra,

siendo
una
de
las
opciones
con
más

azúcares
naturales

en
su
interior.

Sin
embargo,
también
constituyen
una
fruta
concentrada
en
micronutrientes
de
 calidad
y
en

antioxidantes
,
entre
los
que
destacan

vitamina
C,
polifenoles

con
propiedades

antiinflamatorias

y

anticancerígenas
,
y

carotenos
.

Así,
su
consumo
diario
puede
resultar
de
gran
ayuda
para

calmar
la
tentación
 sanamente,

degustando
un
bocado
dulce
pero
al
mismo
tiempo
saciante
debido
a
su
contenido
en

fibra

y
en
agua.

Las

cerezas
,
por
ser
excelentes
fuentes
de
potasio
y
de
magnesio
pueden
ayudarnos
a

controlar
la
presión
arterial

y
por
sus
compuestos
fenólicos
así
como
por
su
riqueza
en
fibra,
pueden
contribuir
a
reducir
el
peso
corporal,

mejorar
el
control
glucémico
y
el
perfil
de
lípidos

en
sangre,
como

se
ha
comprobado
en
diabéticos
.

Por
otro
lado,
las
cerezas

son
fuente
de
melatonina

y
su
ingesta
diaria
puede
ser
de
utilidad
para

mejorar
el
descanso
nocturno,

siendo
así
un
buen
alimento
para
incluir
con
moderación
durante
la
cena.

Como
si
fuera
poco,
por
sus
propiedades
antiinflamatorias
la
cereza
puede
ayudar
a

calmar
el
dolor

así
como
a
prevenir
por
ejemplo
enfermedades
como
la
gota,
ya
que
han
demostrado

reducir
la
acumulación
de
uratos

en
el
organismo.

No
obstante,
la
cereza

puede
ser
indigesta

si
la
consumimos
en
grandes
cantidades
debido
a
su
riqueza
de
fibra
y
en
azúcares,
provocando
entre
otras
cosas
un

efecto
laxante

a
nivel
intestinal.

De
igual
manera,
si
somos

intolerantes
a
la
fructosa

podemos
sufrir
molestias
gastrointestinales
diversas
ante
su
consumo,
por
lo
que
siempre
se
recomienda

incluirlas
en
el
marco
una
dieta
de
calidad,
con
moderación;

y

poseemos
alguna
patología
consultar,
para
mayor
seguridad,
con
un
profesional
de
la
salud.

Referencias

  1. Darren
    Cooke,
    William
    P.
    Steward,
    Andreas
    J.
    Gescher,
    Tim
    Marczylo.
    Anthocyans
    from
    fruits
    and
    vegetables

    Does
    bright
    colour
    signal
    cancer
    chemopreventive
    activity?.

    European
    Journal
    of
    Cancer
    .
    Volume
    41,
    Issue
    13,
    September
    2005,
    Pages
    1931-1940.

    https://www.sciencedirect.com/science/article/abs/pii/S0959804905005174
  2. Ataie‐Jafari,
    A.,
    Hosseini,
    S.,
    Karimi,
    F.
    and
    Pajouhi,
    M.
    (2008), «Effects
    of
    sour
    cherry
    juice
    on
    blood
    glucose
    and
    some
    cardiovascular
    risk
    factors
    improvements
    in
    diabetic
    women:
    A
    pilot
    study»,

    Nutrition
    &
    Food
    Science
    ,
    Vol.
    38
    No.
    4,
    pp.
    355-360.

    https://doi.org/10.1108/00346650810891414
  3. Howatson,
    G.,
    Bell,
    P.G.,
    Tallent,
    J.

    et
    al.

    Effect
    of
    tart
    cherry
    juice
    (Prunus
    cerasus
    )
    on
    melatonin
    levels
    and
    enhanced
    sleep
    quality.
     Eur
    J
    Nutr

    51,
    909–916
    (2012).
    https://doi.org/10.1007/s00394-011-0263-7
  4. Jacob
    Robert
    A.,
    Spinozzi
    Giovanna
    M.,
    Simon
    Vicky
    A.,
    Kelley
    Darshan
    S.

    et
    al.

    Consumption
    of
    Cherries
    Lowers
    Plasma
    Urate
    in
    Healthy
    Women.

    The
    Journal
    of
    Nutrition
    .

    RESEARCH
    ARTICLE
    |
    VOLUME
    133,
    ISSUE
    6,
    P1826-1829,
    JUNE
    2003.

    https://doi.org/10.1093/jn/133.6.1826

En
Vitónica
|

Cerezas
y
picotas:
sus
diferencias
y
11
recetas
para
disfrutarlas

Imagen
|

Olivia
Watson