‘¿Qué pasaría si…?’ (1×06): un discreto episodio que trae de vuelta a uno de los mejores villanos del universo Marvel

0
14

El episodio 6 de la serie ‘¿Qué pasaría si…?‘ (What if…) ya está disponible en Disney+, siguiendo con su mirada oblícua del Universo Marvel con nuevos caminos que se abrirían en el MCU si las películas hubieran sucedido de forma diferente. En esta oportunidad vamos a poder ver a Killmonger rescantando a Tony Stark en uno de los atentados que sufrió.

Las dos películas principales implicadas en esta ocasión son ‘Iron Man‘ y ‘Black Panther‘, mientras que todo el inicio gira en torno al origen del superhéroe de Tony Stark, el episodio evoluciona como aperitivo a ‘Wakanda Forever’, con lo que tenemos muchas voces conocidas que regresan como Michael B. Jordan y el difunto Chadwick Boseman como T’Challa, Angela Bassett como la reina Ramonda, John Kani como el rey T’Chaka, Andy Serkis como Ulysses Klaue y Danai Gurira como Okoye.

Spoilers del capítulo de aquí en adelante

La chispa que cambia el universo

El episodio 6 es un tanto apresurado y sigue la carrera militar de Erik Stevens, Killmonger, y cómo se infiltra en los Diez Anillos para engañar a Tony Stark y usarlo para armar a la organización terrorista. Stark es salvado de la bomba que le lleva a convertirse en Iron man en el último segundo por Killmonger, con lo que el corazón de Stark nunca es atravesado por metralla y nunca se ve obligado a construir un traje de robot.

Todas las películas del Universo Marvel ordenadas de peor a mejor

Sin embargo, elige continuar fabricando armas mientras Killmonger se gana aún más su confianza al exponer a Obadiah Stane como parte del complot del secuestro. Stark promociona a Killmonger a la antigua posición de Stane e invierte en una vieja idea de Killmonger para crear drones tipo mech que centran la clave del plan del villano, urdiendo un complicado plan bélico para entrar en Wakanda y hacerse con el país desde dentro.

Killmonger2

Killmonger2

Por supuesto, todo esto ocurre a toda velocidad, con muertes de grandes personajes que no dejan mucho tiempo para respirar o guardar duelo, dejando una sensación de exposición de la realidad alternativa que más que cinematográfica parece el resultado de la lectura de un tratamiento del argumento inicial. Ni los detalles ni diálogos están a la altura, pese a que la idea de esta realidad es atractiva e incluso deja un final abierto que permitiría casi una nueva serie con más interés que ‘Ojo de Halcón‘.

Variables infinitas con tendencia a la rutina

El episodio 6 es considerado uno de los más flojos de la serie, pero lo cierto es que tampoco ofrece muchas variaciones con los demás y todo acaba dependiendo de lo interesado que estés en los personajes elegidos. La acción y la animación sigue estando a un buen nivel pero el guion abocetado deja más claras las carencias del experimento animado de Marvel. La mayoría de episodios empiezan a seguir un patrón en el que da un poco igual el evento perturbado, y se hacen predecibles dentro de sus propuestas de realidad especular, siempre curiosas.

Las 19 mejores series de superhéroes en Netflix, HBO y otras plataformas de streaming

El ritmo de la historia es tan rápido y ni siquiera puedes respirar y, teniendo en cuenta su limitación de tiempo, no parece haber otra manera, pero esa urgencia empieza a dejar la sensación de que cada nueva posibilidad es algo anecdótico, e incluso predecible, ya que en este caso, la historia de Killmonger no difiere mucho a lo que vemos en ‘Black Panther’. Quizá la serie es un combustible demasiado inflamable y ayuda a la sensación de que la tromba de proyectos de Disney+, por mucho mimo y dinero que se le ponga a la producción, van quemando la sensación de evento.

Whatif

Whatif

Cada nueva propuesta tiene un aroma de capricho no esencial para fans que no tiene más valor por sí mismo que el de imaginar formas para estirar el universo y poder llenar horas de metraje, con una sensación ineludible de que series como ‘¿Qué pasaría si…?’ hacen que la percepción de otras por venir como ‘Ojo de Halcón’ sean propuestas para completistas y muy cafeteros, más que creaciones de entidad que pudieran sobrevivir fuera de la zona de confort del propio MCU y su aparato para crear necesidades artificiales.