El tiempo bajo tensión (TUT) para hipertrofia se ha explicado siempre mal: lo que debes saber

0
54

El
tiempo
bajo
tensión
o
TUT,
por
sus
siglas
en
inglés,
fue
una
variable
muy
estudiada
hace
unos
años
y
uno
de
los
temas
más
recurrentes
en
la
divulgación
sobre
fitness
allá
por
2015. 

Se
sabe
que

la
tensión
mecánica

es
el
factor
más
importante
que
explica
y
conduce
a
la
hipertrofia
muscular
por
lo
que
en
muchos
estudios
se
pretendió
establecer
una
correlación
entre
el
tiempo
que
pasaban
las
fibras
musculares
sometidas
a
tensión
y
la
hipertrofia
consiguiente. 

En
este
artículo
te
explicamos

por
qué
el
entendimiento
habitual
que
se
hace
del
concepto
de
tiempo
bajo
tensión
es
erróneo

o,
al
menos,
no
da
los
resultados
que
debería
dar
a
la
hora
de
correlacionarse
con
la
hipertrofia
muscular. 

La
importancia
del
entrenamiento
de
fuerza
en
las
mujeres
|
Se
me
cae
un
mito

Cómo
deberíamos
entender
el
tiempo
bajo
tensión 

Remo

Remo

La
literatura
científica
ha
conseguido
establecer
una
relación
dosis-respuesta
entre
el
volumen
de
entrenamiento
y
las
ganancias
de
músculo,
no
obstante
con
el
tiempo
bajo
tensión
o
TUT,
no.
Bueno,
si
somos
honestos,

a
veces
algunos
estudios
logran
establecer
una
correlación
precisa
y
otras
veces
no.

La
controversia
que
siempre
ha
existido
con
el
TUT
viene
dada
porque
tradicionalmente
en
las
investigaciones
se
ha
cronometrado
la
duración
de
las
series
y
repeticiones.
Dicho
en
otras
palabras,
se
activa
el
cronometro
al
empezar
la
primera
repetición
y
se
detiene
al
finalizar
la
última.

El
problema
de
esto
es
que
se
incluyen
en
la
medición
tanto
las
primeras
repeticiones
como
las
últimas.
Sabemos
que
durante
una
serie
y
conforme
nos
acercamos
al

fallo
muscular

el
reclutamiento
de
fibras
y
la
tensión
mecánica
van
aumentando.
La
tensión
mecánica
aumenta
gracias
a
la
disminución
de
la
velocidad
de
ejecución
o
lo
que
es
lo
mismo,

de
la
velocidad
de
acortamiento
de
las
fibras
.
El
reclutamiento
de
todas
o
casi
todas
las
fibras
musculares
nos
asegura
un
estímulo
total
y
homogéneo
y
la
disminución
de
la
velocidad
de
acortamiento
(por
fatiga,
no
por
voluntad
propia)
nos
asegura
una
tensión
mecánica
alta
debido
a
la

relación
fuerza-velocidad
.

Esto
último
viene
dado
porque
cuando
las
fibras
musculares
se
acortan
lentamente
hacia
el
final
de
la
serie,
los
puentes
de
actina
y
miosina,
que
son
las
proteínas
que
provocan
la
contracción
muscular,

generan
más
fuerza
y
permanecen
más
tiempo
entrecruzados
generando
mucha
tensión.

Dicho
todo
esto
y
si
realmente
queremos
encontrar
una
relación
dosis-respuesta
precisa
del
TUT
y
la
hipertrofia,
esta
debe
medirse
única
y
exclusivamente
en
aquellas
repeticiones
que
cuentan
con
reclutamiento
y
tensión
de
fibras
altos
y
esto
sucede
en
las
últimas
repeticiones
de
una
serie.

Lo
único
que
deberían
tener
en
cuenta
las
investigaciones
es
lo
siguiente:

  • Si
    una
    serie
    se
    realiza
    a
    un

    RPE
    de
    10
    ,
    es
    decir,
    sin
    dejarnos
    ninguna
    repetición
    en
    la
    recámara,
    las
    repeticiones
    que
    valen
    son
    las
    últimas
    cinco.
  • Si
    la
    serie
    es
    a
    RPE
    9,
    es
    decir,
    con
    una
    repetición
    en
    recámara,
    solo
    valen
    las
    últimas
    cuatro.
  • Si
    la
    serie
    es
    a
    un
    esfuerzo
    de
    RPE
    8,
    valdrían
    solo
    las
    tres
    últimas.
  • Si
    es
    a
    RPE
    7,
    las
    dos
    últimas.
  • Si
    es
    a
    RPE
    6,
    solo
    la
    última.

Si
la
serie
se
realiza
con
un
esfuerzo
más
bajo
de
RPE
6,

no
se
considera
que
sea
efectiva
para
hipertrofia

puesto
que
ni
el
reclutamiento
será
alto
ni
la
velocidad
de
ejecución
lo
suficientemente
baja.

En
Vitónica
|

Fallo
muscular:
¿Cuándo
es
más
importante
llegar
a
él?

En
Vitónica
|

Esto
es
lo
que
sucede
si
entrenas
demasiado:
lo
que
debes
saber
acerca
del
sobreentrenamiento

Imágenes
|

serhii_bobyk

y

master1305

en
Freepik