El debate por la inseguridad se filtra en la agenda y traza nuevos capítulos en la interna del Gobierno

0
16

Cristina Kirchner instaló el tema en su discurso por el Día de la Militancia y promete insistir: la inseguridad se filtra en la agenda central del Gobierno nacional en momentos en que el objetivo prioritario parecía ser la pelea contra la inflación y trazar medidas paliativas para el bolsillo en las cercanías de fin de año.

La discusión que se venía gestando en privado tomó estado público luego de que, el pasado 17 de noviembre, la Vicepresidenta centrara buena parte de su exposición en la problemática de la inseguridad en el conurbano. Planteó que se trata de “una deuda de la democracia” y pidió por el regreso del Operativo Centinela, implementado por ella misma a fines de 2010, durante su primer mandato.

Leé también: La interna del peronismo se recalienta en el conurbano y temen perder la provincia

“La gente lo pedía porque tenía más confianza. No sé por qué no podemos volver a hacer lo mismo: desplegar miles de gendarmes en el Conurbano en lugar de tenerlos en medio de la Patagonia nadie sabe haciendo qué”, dijo la titular del Senado.

Nuevos capítulos de una vieja interna

Sus palabras reeditaron una interna presente casi desde el inicio de la gestión de Alberto Fernández, a partir de los encarnizados cruces entre la exministra de Seguridad nacional, Sabina Frederic, y su sucesor, Aníbal Fernández, por un lado; y el ministro bonaerense, Sergio Berni, por el otro.

Esta vez, Aníbal Fernández respondió con críticas a la Vicepresidenta y, a su vez, la Casa Rosada responsabilizó al gobernador Axel Kicillof por la falta de gendarmes en la provincia de Buenos Aires.

El ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni, intenta resistir los embates. (Foto: NA/Daniel Vides).
El ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni, intenta resistir los embates. (Foto: NA/Daniel Vides).

Leé también: Con el aval de Cristina Kirchner, los intendentes bonaerenses presionan por la salida de Sergio Berni

El debate por la inseguridad gana terreno en momentos en que la figura de Berni vuelve a ser muy cuestionada por un grupo de intendentes, preocupados por el peso de la cuestión en sus territorios y mientras asoman las estrategias electorales para 2023.

Procurando hacer oídos sordos al guiño -a través de su discurso- de Cristina Kirchner a los jefes comunales que presionan para desplazarlo, Berni celebró los dichos de la titular del Senado. “Es música para mis oídos. Lo que dijo es lo que venimos pidiendo desde hace años”, apuntó el ministro.

Luego se sumó Kicillof. “Me tienen podrido con eso de que soltamos presos”, fue la reacción -acompañada de un elogio al discurso de la Vice- del mandatario provincial, que no contestó a las críticas del círculo presidencial.

En ese contexto, los jefes comunales del conurbano tienen previsto presentar “en pocos días” en la Legislatura provincial un proyecto de ley de Policías locales, con el propósito “contar con los recursos necesarios para estar involucrados en la toma de decisiones sobre las políticas que se implementen en materia de seguridad” en sus distritos. La iniciativa cuenta con el aval de los intendentes de la oposición.

Leé también: Tras las críticas de CFK, la Casa Rosada responsabilizó a Kicillof por la falta de gendarmes en PBA

Esta semana, una delegación de intendentes visitó a Alberto Fernández en la Casa Rosada para plantearle la “crítica” situación que atraviesan sus jurisdicciones en materia de seguridad. “Para nosotros es importante, porque tener la responsabilidad de la seguridad sin que nadie nos la dé es difícil desde el punto de vista político, económico y social”, indicó Alberto Descalzo, de Ituzaingó.