El auge de las aplicaciones móviles en medicina

0
639

La llegada de Internet, la revolución de los dispositivos móviles, capitaneados por los smartphones y las tablets, así como el auge imparable de las aplicaciones está revolucionando todos los ámbitos de nuestra vida. El celular se ha convertido en un armario infinito de apps a las que acudimos cada vez con más frecuencia porque, casi sin darnos cuenta, se han convertido en imprescindibles. Y está ocurriendo también en el ámbito de la salud, porque las aplicaciones móviles relacionadas con la medicina están en auge.

Basta con echar un vistazo a las “apps stores” tanto de Apple como de Android para comprobar que la oferta de este tipo de aplicaciones es cada vez mayor y más variada. En enero de 2013 ya se consideraba que existían más de 7.000 apps relacionadas con el ámbito de la salud, y todo apunta a que tanto la oferta como la demanda han seguido creciendo.

Una de las apps médicas más populares es VIDA. Permite realizar consultas médicas mediante videollamadas y estar en contacto con profesionales las 24 horas del día. De esta manera, los usuarios pueden controlar su salud día a día. Solo necesitan descargar e instalar la aplicación en el dispositivo móvil, introducir sus datos personales y solicitar una cita. La primera consulta es gratuita y las siguientes cuestan 619 pesos.

Para ayudar a los pacientes con Alzheimer y a sus cuidadores se ha ideado la app YoTeCuido. A través de ella, los usuarios acceden a contenidos explicativos sobre las distintas fases de la enfermedad, resuelven dudas, participan en foros y se sienten más acompañados.

También los diabéticos pueden recurrir a aplicaciones móviles para llevar mejor su enfermedad. Con la app Diabetes a la carta, por ejemplo, pueden gestionar la alimentación cotidiana de una forma sencilla, atractiva y equilibrada utilizando una calculadora de hidratos.

Y aquellos pacientes que tomen bastante medicación y que necesiten estar controlados, pueden recurrir a la app Medicación Selfi para responsabilizarse de su tratamiento y ahorrar tiempo. Esta aplicación de medicina móvil les permite grabarse cuando se medican según lo prescrito y enviar luego el vídeo a la clínica donde les atienden, de manera que los pacientes  quedan controlados y están supervisados sin necesidad de que los visite el personal sanitario.

Controles

Todas estas aplicaciones se han ideado para ayudar a los enfermos y a sus cuidadores, pero es importante que este tipo de apps estén muy controladas, ya que podrían resultar fraudulentas y un problema para la privacidad. Y es que, en algunos casos, usar estas aplicaciones conlleva ceder datos privados a terceros sin que el usuario sea consciente de ello.

Por eso, es necesario que las agencias internacionales y nacionales de medicamentos estén muy atentos. Con el control oportuno y haciendo un uso adecuado de estas tecnologías, las aplicaciones móviles en medicina son de gran ayuda para aprender a cuidarnos.