Calibrá la mira

0
204

Los tiradores son una raza. Y en el partido entre Argentina y Estados Unidos de hoy chocarán dos especialistas en la materia.

No importa el torneo, la camiseta o la importancia del enfrentamiento. Aparecen por rachas, la mayoría, pero siempre están en el momento caliente, a la hora de decidir entre el bien y el mal.

El duelo, entonces, se puede presentar por partida doble. La necesidad de ambos seleccionados de un triunfo que los clasifique al Mundial de China 2019 en la primera oportunidad que está a mano, y el de dos francotiradores implacables.

De nuestro lado, el bahiense Lucio Redivo (escolta, 24 años, 1m83), hace dos temporadas en España, el mejor perimetral de la Selección en promedio de puntos, con 14.5 (13° entre los goleadores de las ventanas de América) y 37.5% en triples.

.

.

Frente a él estará Reggie Hearn, también escolta (27 años y 1m95, ahora en Stockton Kings (sucursal de Sacramento), de la G-League, con 12.2 tantos pero un sorprendente 64% en triples (16 aciertos de 25 intentos), en cinco partidos eliminatorios.

“En este momento soy quien más se identifica con el seleccionado de Estados Unidos”, dijo Hearn en La Rioja. Y como si le faltara algún respaldo, se enteró aquí que fue nombrado “Mejor atleta del año” por la federación de su país (USA Basket), premio que alguna vez ganaron Michael Jordan (83), Tim Duncan (03), Kevin Durant (10 y 16) y LeBron James (2012).

“Fue inesperado y salió de la nada. Solo con ver que estoy incluido entre ese grupo de grandes jugadores es un honor increíble y algo que nunca pensé que podría experimentar. Quiero agradecer a aquellas personas sin las cuales no estaría aquí y a Jesús que me creó y creó esta oportunidad para mí “, señaló Hearn, de 27 años, en un marco geográfico diferente al de su Fort Wayne (Indiana) natal.

.

.

¡Felicitaciones Reggie! Seguramente bien merecido el premio por tu fidelidad a la camiseta de Estados Unidos. Pero a nosotros nos importa Redivo y que su diestra esté lo más certera posible.

En un mano a mano con Olé, Redivo se mostró confiado pero a la vez cauto respecto del potencial que deberá enfrentar.

“Es un equipo muy físico, que le gusta llegar rápido al ataque, que trata de hacer la mayor cantidad de puntos en los primeros segundos de posesión y que juega muchos uno contra uno”.

.

.

-¿Cómo te encontrás físicamente para enfrentarlos?

-Muy bien, descansado después de llegar de España. Y ya repasando las jugadas y el plan táctico.

-¿Cómo hay que jugarles?

-Vamos a tener que encontrar la manera de bajarles el ritmo y llevar el juego a lo que nos conviene a nosotros.

-Sos el mejor anotador perimetral de Argentina. ¿Te pesa esa responsabilidad?

-No, trato de no pensar en eso y hacer lo mejor posible para la Selección.

.

.

-¿Hablaron de qué jugadores de Estados Unidos deberían cuidarse especialmente?

-Todos son peligrosos y tienen experiencia, la mayoría en la G-League, u otros como Tyler Zeller, de varias temporadas en la NBA. También está John Jenkins, quien jugó el año pasado en la ACB. Cualquiera se puede salir de esquema en todo momento, por eso hay que estar atentos por todos.

-En la preparación previa, ¿se añora la ausencia de Campazzo, Deck, Garino y Vildoza, por ejemplo?

-Son jugadores importantes para nosotros, que están en un gran nivel y siempre se necesita de esa clase de jugadores. Pero las reglas actuales no permiten que estén con nosotros. Y bueno, los que estamos nos ayudaremos entre todos para suplantar las cosas que hacen cuando están.

.

.

-Las vueltas de la vida te llevan a compartir la Selección con Paolo Quinteros, uno de tus ídolos de cuando empezaste.

-Bueno, es así, un jugador que siempre seguí y traté de imitar, de aprender cosas. También lo enfrenté muchas veces, siempre me pintó la cara, jajaja, pero es junto con Juan Espil, uno de mis ídolos máximos. Estar por primera vez con Paolo en la Selección me da muchísima ilusión, y sigo tratando de exprimirlo al máximo para aprender de él.

-¿Qué tan diferente es jugar en tu club y ahora hacerlo en la Selección?

-Bueno, en principio hay poco tiempo de preparación. Y hay que acostumbrarse rápido a la situación. Es clave que cada uno haga su aporte para elevar un nivel de juego de conjunto adecuado a las circunstancias. En este caso son dos finales, una detrás de la otra, claves para conseguir el objetivo del Mundial del año que viene.

LA RIOJA (ENVIADO ESPECIAL).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here