A vos te tengo de algún lado

0
242

El vóley divide su temporada en torneos de clubes y de selecciones. Así, un entrenador puede dirigir un equipo o un representativo nacional sin que las paralelas se crucen. Sin embargo, de alguna manera las líneas imaginarias se tocaron ayer porque en la fase de la Copa Libertadores que se juega en Bolívar se enfrentaron los equipos de los entrenadores que conducen ambos seleccionados mayores.

Mirá también: Encadenados al sueño

Marcelo Méndez dirige al de varones y al SADACruzeiro, al que llevó a ganar tres mundiales de clubes, pero que no pudo ante el joven Ciudad de Hernán Ferraro, conductor de las chicas argentinas. Muni, recontra punto, le ganó al poderoso multicampeón brasileño por 3-2 (25-21, 21-25, 25-18, 21-25 y 15-9) con 17 puntos del punta Luciano Palonsky (19 años) y 16 del central cubano Livan Osoria, los máximos goleadores.

El festejo de Ciudad.

Mirá también: ¿Y ahora, Pipita?

Para Ciudad, la cenicienta del torneo, que ayer sumó su primera victoria luego de cuatro derrotas, este tipo de sartenazo no es nuevo, ya que había derrotado al Cruzeiro, también por 3-2, el 27 de septiembre en un torneo internacional disputado en el Gorki Grana de Morón. Los entrenadores eran los mismos, pero ninguno de los dos dirigía a las selecciones argentinas.

Mirá también: ¡Insólito saque en Australia!

El segundo enfrentamiento se dio en la ida de esta Copa, el 30 de octubre pasado, 3-0 en Belo Horizonte para el local, con Ferraro todavía sin ser el coach de Las Panteras.

La tercera desempardó para el lado del Gordo.