Un jugador de CWL Pro League, la mayor liga de Call of Duty, denuncia que su equipo les dejó tirados en Las Vegas y sin cobrar

0
42

Incluso algunos jugadores que se encuentran en la élite de sus respectivos esports han sufrido los movimientos de entidades con pocos escrúpulos. En este caso, la voz de alarma la ha dado Nathan “Natshay” Dupuis, exjugador de Denial Esports, equipo que compite actualmente en CWL Pro League, la mayor liga de Call of Duty del mundo. El francés ha explicado, a través de un largo mensaje, cómo el club les dejó tirados y sin cobrar en Las Vegas.

Aunque el comunicado se ha hecho en perfecto francés, algunos miembros de la comunidad lo han traducido al inglés para que más gente pudiera enterarse. La respuesta por parte de Zachary Smith, CEO de Denial Esports, no se ha hecho esperar y ha catalogado las acusaciones como falsas. Sin embargo, la entidad ha tenido cierta relación con historias controvertidas en torno a impagos, según Dexerto.

Ir a Las Vegas o volver a casa

Natshay ha explicado en la carta que cuando se clasificaron para la Pro League, todo iba bien. Unos meses después, el equipo quiso llevarles a una bootcamp en Las Vegas, en donde podrían entrenar y prepararse de manera adecuada para Fort Worth, uno de los grandes eventos del año en donde competirían contra los mejores equipos del mundo.

Perder habiendo ganado: FaZe Clan ha sido "robado" en el CWL London

Lo que parecía un plan normal para un equipo de esa envergadura, se tornó en una pesadilla: las habitaciones en Las Vegas estaban reservadas solo para una noche. Desde ese momento, Natshay cuenta que el CEO apenas dio muestras de contacto y los jugadores tuvieron que pagarmuchas veces” su propio alojamiento.

Cuando terminó el gran evento, en donde Denial Esports acabó entre el noveno y 12º clasificado, el CEO les preguntó si querían volver a casa a seguir entrenando allí con la promesa de que sus salarios -10.000 dólares por cabeza- llegarían pronto. “Después de 10 días y sin salario, era el momento de volver a Columbus para la fase regular de la liga. Aterrizamos allí, no con nuestra mejor cara, pero dimos lo mejor de nosotros mismos”, explicó Natshay.

Denial Esports

La situación poco a poco se fue torciendo cada vez más hasta el punto de que los jugadores fueron reemplazados por otros nuevos. Mientras tanto, en el seno del conjunto las cosas tampoco iban bien y la historia terminó cada uno por su lado: Natshay sin equipo, tres de los jugadores de Denial en otra organización de la CWL Pro League.

La puntilla final llegó cuando Natshay quiso buscar un medio a través del cual poder cobrar aquello que él había firmado. Pero no había nada. “El abogado dijo que, en nuestro contrato, no había ningún salario, por lo que nos merecíamos 0 dólares”, relató. “*Firmamos un papel que decía que tendríamos un salario de 5.000 dólares mensuales y ese papel fue visto por MLG** (uno de los organizadores de la liga) **y firmado por Denial. Pero de acuerdo con ellos, ese papel no tiene validez*”.

Team Heretics termina en 5/6 posición en CWL London 2019 y cierra una buena participación con la mirada puesta en la Pro League

La historia todavía no ha terminado y falta por ver si al final el joven Natshay cobrará el dinero que, en teoría, se merece. El CEO de la entidad, una ya envuelta en otros escándalos por impagos, ha negado la veracidad de los hechos. Por el momento, los mayores afectados son cinco jugadores que vieron cómo un sueño se tornó en pesadilla, al menos presuntamente.

Imagen vía MLG